No debemos “canibalisarnos”. Más claramente: no debemos comernos unos a otros.

¿Por qué habríamos de hacer eso? Simple: No es correcto. No es bueno. No es ético.

¿Te importa un comino?… Que, ¿quién demonios quiere hacer lo correcto?

Bien, entiendo. Para ti tengo una razón menos altruista. Más interesada; más egoísta, en realidad. Y ella debería preocuparte: Aquel a quien te intentas comer, puede comerte primero.

En definitiva, si intentas comerme…yo podría comerte antes. Piénsalo!

 

Autor: Juan Candelario

Si intentas comerme…

Comments

comments

Etiquetado en: